Preguntas más Frecuentes

  • limpiar rejilla de barbacoa tinyfied

    A nadie le gusta probar los restos de unas chuletas de cordero del año pasado. Si tienes planificado una barbacoa, conviene inspeccionar la rejilla con unos días de antelación. Si está oxidada, lo mejor es comprar una nueva.

    Si la vemos en buenas condiciones, podríamos intentar a limpiarla con una estropajo y lejía. Incluso, si cabe, se puede lavar en el lavavajillas. Otro truco es calentar la parrilla con carbón, como si fuéramos a asar comida, coger unas pinzas largas y con un trozo de papel de aluminio limpiar la rejilla.

    Como último, antes de colocar la carne, conviene subir la temperatura de la parrilla y limpiarla con una brocha de metal. De hecho, esto se debería hacer antes de cada barbacoa.

    Consejo: al sacar el último trozo de carne de la parrilla, nuestra recomendación es repasar la rejilla con la brocha de metal o con las pinzas y trozo de aluminio. Así tendrás la barbacoa siempre en óptimas condiciones